Norma Boe nos derrama el té

Hablamos con ella mediante videollamada del WhatsApp. Cuando por fin responde y se abre pantalla, aparece maquillada para celebrar el Día de Muertos. Como de alguna manera hay que romper el hielo -también porque es cierto-, le decimos:

-¡Ay, qué linda te ves de Catrina!

Ella sonríe y contesta:

-¿Verdad? Es un maquillaje muy favorecedor. No quisiera sonar como una estúpida engreída, pero la muerte me sienta tan bien…

-Y que lo digas… Bueno, al grano. Todos los seguidores de iPulp esperábamos que publicaras otro volumen de relatos para Halloween, pero parece que no.

-Lo sé -contesta enigmática-. Como yo digo: haz siempre lo contrario de lo que espera todo el mundo de ti. Nunca hay que perder la capacidad de sorprender. El próximo lanzamiento de iPulp será, en efecto, una colección mía de relatos… Pero no será en Halloween, que sería lo típico… -Tras una pausa cargada de intención, suelta la bomba-: Será en navidad.

-¿En navidad?, repetimos desconcertados. Disimulando nuestra enorme sorpresa, añadimos: ¿Por qué en navidad y no en Halloween?

-Primero por no ser predecible, que es algo que me aburre mortalmente. Segundo, porque como escuché decir a Sabrina Spellman en el remake para Netflix de Embrujada: ‘La navidad es perfecta para los fantasmas. El velo entre los vivos y los muertos es más fino durante el solsticio.’ Yo no podría estar más de acuerdo. La navidad es un tiempo propicio para el horror. El miedo no conoce fronteras, tampoco festividades. El miedo es la emoción más transversal que existe. Se puede sentir en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier ocasión. El miedo no discrimina, ¿por qué iba a hacerlo yo?

-Visto así… -admitimos-. Por cierto, ya que la has citado, ¿qué opinas de esa serie en su nueva versión? Algunas personas afirman que es diabólica, que la mano del Maligno se adivina en gran parte del libreto.

-A mí me parece que no es para tanto -replica Norma-. Es simplemente la típica serie americana de high school pero con un toque de ocultismo para hacerla diferente. Pero es muy mainstream igualmente. Yo la veo ideal para adolescentes góticos y emos, si es que queda alguno… Púberes con pose de atormentados y con querencia por el lado oscuro, como el Vincent de Tim Burton… Pero, si te fijas, no es más que los problemas y la dinámica de siempre en el género: los bandos de populares y losers, los encuentros ante las taquillas, la vida social en los pasillos del instituto, los romances entre uno y otro y la duda de quién será finalmente mi pareja en el baile de temporada, los nerds y freaks haciendo piña y luchando por encajar en un ecosistema hostil o crearse su mundo propio. Introduce algunas novedades importantes, signo de los tiempos que vivimos, como que entre esa panda de losers haya una chica trans. El discurso feminista está también muy presente, como cuando Sabrina se presenta a la elección como paladín entre los brujos, posición hasta entonces masculina, con el revuelo que eso causa. Todo muy light, en el fondo. Es lo mismo de siempre, pero con atrezo de academia Hogwarts y unos cuantos conjuros.

-Se oye música de fondo, ¿qué es lo que suena?

-Oh, es un clásico, una canción que escucho mucho. No solo estos días, durante todo el año. Es I put a spell on you, en la voz de Nina Simone. Una pieza de jazz hecha de terciopelo negro, como el de los catafalcos.

-OK -le decimos-, ¿y qué nos podremos encontrar en ese volumen de relatos de miedo para navidad?

-Serán ocho, como siempre. No es una cifra random; para la numerología soy muy china. Entre los relatos los habrá de tema navideño y otros que a lo mejor no tienen mucho que ver con las fiestas pero que superarán de largo el terror de las reuniones con la familia.

-Estamos temblando ya -confesamos-. ¿Y cuál será el título?

Duda un instante y responde:

-Estoy barajando varios. Todavía no me he decidido. Estoy entre Navidades radiactivas o Navidades de ultratumba o, yendo a lo arriesgado, Twitter mató al espíritu de la navidad. ¿A vosotros cuál os gusta más?

-No sabríamos decantarnos… Todos suenan bien. Lo dejamos a tu criterio, que siempre es exquisito. ¿Algo más que añadir?

-Sí. Que la promoción actual de mis libros se prolongará hasta el 3 de noviembre: mis dos títulos publicados con vosotros, a solo 0,99 €, en las tres plataformas. A partir de ese día, volverán a su precio habitual. Solo puedo animaros a que aprovechéis la oferta. No siempre podrás disponer a ese precio de mis sustos y escalofríos entre lo macabro y lo sofisticado. Si hay algo que no podrán decir de mí, es que no soy generosa. Y ahora os dejo, que tengo que ir a alimentar a mis plantas carnívoras.

La videollamada se corta. La conversación ha concluido porque así lo ha decidido La Dama Negra. Nos habría gustado extender la conversación con ella, pero quedémonos con lo importante: The diva is back. Por navidad.

Seguiremos informando.

¿Truco o trato?

Es octubre. El mes de Halloween. Tiempo de brujas, calabazas, calaveras y fantasmas.

En iPulp también es el mes de nuestra autora más espeluznante, Norma Boe. Porque sin sus historias de miedo, Halloween es menos Halloween. Por eso te ofrecemos un trato muy especial:

En todas las plataformas donde están disponibles: Amazon, Nook y Kobo.

Para que lo que menos se asuste sea tu bolsillo.

iPulp live @El Café Sin Nombre

La noche del 31 de octubre, si estás en Madrid, queremos invitarte a una velada muy especial entre espeluznante y LOL!

Será en el Café Sin Nombre (C/ Conde Duque, 10), a partir de las 22:30 horas.

En esta sesión literaria-espiritista, la actriz Aisha Wizete dará voz a nuestra autora más terrorífica, Norma Boe.
Con lectura dramatizada de sus relatos y el SORTEO de una MYSTERY BOX ¡¡¡REAL !!!, adquirida en la Dark Web.
Ni siquiera nosotros sabemos lo que contiene…
Déjate llevar por el misterio.
Además, serviremos té calentito y pastas…
Como para reavivar a un cadáver 😉

Halloween es más Halloween con iPulp 🎃🎃🎃

Colección iPulp: Género del bueno a un toque de pulgar 👍

Ya está aquí… Una nueva dimensión del terror

El té: Darjeeling negro. Intenso y oscuro. Ideal para acompañar la lectura de esta selección de relatos.

Las creepypastas:

1. El fantasma del call center.
2. El hombre de tus sueños.
3. La carretera del diablo.
4. Mystery Box.
5. ¿No es extraño este vinilo?
6. Pastel de cerdo.
7. Sierra Madre Boulevard.
8. Sorry not sorry.

iPulp no se hace responsable de las paranoias, crisis nerviosas y episodios psicóticos que pueda provocar su lectura entre las personas más sensibles.

El 8 del 8 de 2018 vivirás una experiencia escalofriante…

‘Té con creepypastas’ de Norma Boe estará por fin disponible en iPulp.

Hace calor,  lo sabemos, pero vas a necesitar mucha sangre fría.

Para escuchar con la luz apagada, el volumen alto y los audífonos puestos.

Más un último consejo: sé valiente.

Porque lo que estás a punto de leer te dejará totalmente perturbado.

08-08-2018 08-08-2018  08-08-2018  08-08-2018  08-08-2018

 

 

 

 

Norma Boe: ‘Le tengo puesto un altarcito a Ambrose Bierce’

Norma es una mujer de frontera. Tex-mex de corazón y de palabra. Un buen día decidió ponerse a escribir porque, según nos cuenta, no quería acabar seca y apolillada como la madre de Norman Bates sin dejar al mundo algún legado. Estaba entre eso y las colchas de patchwork.

Afortunadamente para iPulp, decidió dedicarse a la literatura. Con nosotros ya publicó un título especial para Halloween, ‘Calaveras County’, una colección de relatos que lo mismo te producían escalofríos que una risa nerviosa.

-¿Cómo te presentarías?

-Como una dama sureña de espíritu beatnik que llena su soledad con Bourbon de Kentucky, canciones de Paquita la del Barrio y gatos. En el fondo soy de hábitos sencillos: me gusta sentarme por las tardes en el porche y beber limonada, mientras la mecedora de la abuela se mueve sola a mi lado.

-¿En serio?

-Sí, aunque estoy más que acostumbrada. Mi vida nunca ha sido muy convencional… Está, por ejemplo, lo de papá…

-¿Qué le pasaba a tu papá?

-Sufría de estrés postraumático severo. Su experiencia en la guerra de Vietnam le dejó muy marcado. Nunca volvió a ser el mismo. A poco de regresar, armó una especie de diorama de la jungla indochina en el sótano, con un montón de plantas y lianas. Cuando tenía uno de sus flashbacks, se encerraba allí abajo durante días. Desde arriba podíamos oír los disparos de su fusil. En su mente trastornada, todavía estaba luchando contra los charlies. En Vietnam se metió mucho ácido.

-Vaya, lo sentimos… Volviendo a lo nuestro, este nuevo título tuyo, ‘Té con creepypastas’, es otra colección de relatos… Pero, ¿por qué creepypastas? Nosotros nos quedamos en las galletas danesas de mantequilla de toda la vida…

-Hace referencia a la cultura creepypaste de Internet, castellanizado en creepypasta, todo un fenómeno en ebullición, sobre todo en países como México. Se trata del morbo de siempre por lo esotérico y lo paranormal, aunque actualizado. Es como esas leyendas urbanas que escuchabas en el patio del colegio o del instituto, solo que ahora utiliza la tecnología y las redes sociales para difundirse. La cultura creepypasta no se libra de las fake news: en ella hay mucho montaje y mucha patraña mezclados con sucesos reales. Y es muy ecléctica: combinan casos clásicos con otros más modernos.

-Qué curioso…

-Sí. La casa encantada, por ejemplo, es un clásico que se mantiene en el top, pero se añaden otros sucesos y fenómenos más actuales como los bosques de ahorcados, la invocación a Pikachu o las muñecas diabólicas. Los OVNIS, en cambio, ya no interesan tanto. Cada época tiene sus modas, los terrores se renuevan: ahora, por ejemplo, una frecuencia muerta en la radio o una pantalla pueden ser también portales a otra dimensión… Es esta actualización del género que he tratado de recoger en los relatos de ‘Té con Creepypastas’.

-¿Puedes anticiparnos algo de ellos?

-Está ‘El fantasma del call center’… O ‘El hombre de tus sueños’, traducción literal del ‘man of your dreams’, uno de los nuevos arquetipos del terror que ha creado la cultura creepypasta… También hay otro sobre el episodio de una serie maldita de televisión que induce al suicidio y que solo puede verse a medianoche en Netflix. O ‘Sierra Madre Boulevard’, que trata de una casa en las afueras de Los Ángeles embrujada por una estrella del cine mudo. A mí me gusta especialmente ‘Pastel de cerdo’.

-Suena apetitoso. ¿De qué va?

-Cariño -dice sonriendo- si quieres saber eso, tendrás que leerlo.

 

‘Té con creepypastas‘ de Norma Boe: pronto, muy pronto, en iPulp.

¿Dónde si no?