Marisa Villardefrancos

Su nombre completo era María Luisa Villardefrancos Legrande. Nació el 15 de octubre de 1915 en el municipio gallego de Vedra. Su padre, Luis Villardefrancos, era empleado municipal. Su madre, Mª Dolores Legrande, era maestra de primaria. Marisa también estudió magisterio, diplomándose en Estudios Superiores de Educación.

Marisa Villardefrancos fotografiada por uno de sus discípulos, Vicente Macíá Hernández.

A los 5 años contrajo la poliomielitis, condenándola de por vida a una silla de ruedas. La polio se vería agravada en su madurez por un reuma crónico que avanzó hasta deformarle por completo las manos.

De inteligencia despierta, Marisa mostró un talento precoz para las letras: empezó a escribir cuentos desde muy niña. Sus dotes literarias fueron, poco a poco, abriéndole puertas. Su primera editora fue Consuelo Gil Roësset, con dos figurones de las letras gallegas como padrinos: Julio Camba y Wenceslao Fernández Flórez.

Marisa comenzó a publicar historias en Mis chicas, la revista para niñas que editaba Consuelo. También escribiría obras de teatro infantiles, algunas junto a su malograda hermana Gloria, pero cuando realmente se consagró fue con los seriales que escribió para la radio, con títulos tales como Almas en la sombra, El caballero de los brezos o  Los amores del teniente Jefferson.

Muchas de esas radionovelas de éxito las publicaría Ediciones Cid en su Biblioteca de Chicas, de la que Marisa fue una de las más asiduas colaboradoras. Pero también escribiría para otras editoriales como Bruguera, que la explotó sin miramientos en la última etapa de su vida, terminando por extenuar físicamente a la autora.

Carcomida por el reuma, se trasladó a vivir de Madrid a Alicante en sus últimos años. Allí falleció, el 20 de junio de 1975, en el hospital de San Vicente del Raspeig.

Allí también, en el cementerio del pueblo, está enterrada.

En su lápida aparecen su nombre, la fecha de su muerte y una leyenda:

‘Vivió para los demás.’

Al menos, para cautivar su imaginación con cientos de historias.