El rottweiler de Dios ya llegó

Atrévete a conocerle.

“El tráfico de reliquias es un negocio muy lucrativo. Vivimos tiempos terribles y la gente -especialmente los creyentes- se agarran a un clavo ardiendo… Y si ese clavo es de la cruz de Cristo, mejor: entonces no reparan en gastos. El tráfico de reliquias es un mercado ilícito, negro como mi alma, pero gracias a él he prosperado.”

Palabra de padre McKenzie: le amarás, le odiarás, pero no te dejará indiferente.

YA DISPONIBLE EN LÍNEA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *